a
       
Lecturas de Iñaki

Hasta aqu hemos llegado

Petros Mrkaris



Páginas: 288
Fecha edición: 2014
Fecha de lectura: Julio 2015
Categoría: Novela negra

Sinopsis:

Atenas no es ya una alegre ciudad mediterrnea, sino un escenario de sufrimiento y de pobreza; aunque no hay atascos, porque la gente no tiene dinero para mantener su coche, por la noche las calles desiertas y mal iluminadas parecen abandonadas.
Katerina, la hija de Jaritos, sufre una agresin cuando sala de los juzgados, por defender los derechos de unos inmigrantes africanos; todo indica que sus agresores son miembros del cada vez ms nutrido partido neonazi Amanecer Dorado. El comisario Jaritos, por su parte, tiene que investigar la aparicin del cadver de Andreas Makridis, un alemn de origen griego que haba decidido instalarse en Atenas y abrir una empresa de energa elica. Aunque Makridis, al parecer, se ha suicidado, un grupo de nuevo cuo, autodenominado los Griegos de los Aos Cincuenta, reivindica su asesinato.
Mientras Katerina se recupera de la agresin, se descubre un segundo cadver, el del propietario y director de una academia privada. Ha sido ejecutado con un tiro en la sien con una vieja Smith & Wesson, como las que el ejrcito norteamericano proporcion a los militares griegos despus de la guerra civil. De nuevo, pese a que se trata claramente de un suicidio, los Griegos de los Aos Cincuenta reivindican esta muerte. No ser el ltimo cadver que se descubra.


Comentario:

Como me iba unos das de vacaciones a Grecia, quera leer a la vez una novela situada en Atenas de Petrus Mrkaris y comprobar la realidad del contexto que nos propone el autor.

Si has ledo alguna de las anteriores, estars habituado/a a es lectura fcil de los casos del inspector Jaritos que a la vez que va resolviendo sus casos nos presenta la situacin de su pas de teln de fondo.

Segn el autor, dice que con esta novela acaba la serie del inspector Jaritos porque est desanimado de la situacin que vive su pas y no es para menos, aunque yo dira que no slo de su pas sino de todos nosotros cuando se ve a las claras que la democracia ha pssado a segundo plano y dominan los mercados. Se augura un futuro poco prometedor para todos.

Pero volviendo a la literatura, leer a Mrkaris es pasar un rato agradable porque les da ese sentido del humor un poco negro que hace que sea fcil leerle.


¿Quieres leerlo?


Puedes dejar tu comentario:

Por seguridad, escribe la palabra que tienes a continuación:

pamplona


Otros comentarios: